¿Cómo eliminar los ácaros de la cama? Guía práctica

Los ácaros en la cama pueden ser una fuente de alergias y problemas respiratorios. Para prevenir su presencia, es importante mantener una buena higiene en la habitación, cambiar y lavar la ropa de cama regularmente, y airear la cama cada mañana. 

Si te preguntas cómo eliminar los ácaros de la cama, estás en buen lugar. A modo general recomienda aspirar el colchón, exponerlo al sol y utilizar protectores antiácaros. También se pueden utilizar productos antiácaros y ventilar la habitación regularmente. Además, es importante lavar las almohadas regularmente y utilizar fundas antiácaros. Además, mantener una buena higiene personal y realizar una limpieza regular en el hogar son medidas adicionales para mantener la casa libre de ácaros.

Ahora que sabes lo que se tiene que hacer a modo general, ¡Sigue leyendo para conocer las soluciones a fondo!

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros son microorganismos pertenecientes a la clase Arachnida, que incluye a las arañas y garrapatas. Son pequeños artrópodos que se encuentran en abundancia en ambientes domésticos, especialmente en la cama y otros lugares donde hay presencia de polvo y humedad.

Características de los ácaros

Los ácaros son diminutos, miden entre 0,2 y 2 milímetros de longitud, lo que dificulta su detección a simple vista. Tienen un cuerpo ovalado y una apariencia translúcida. Poseen ocho patas y suelen presentar una coloración blanquecina o ligeramente amarillenta.

Ciclo de vida de los ácaros

El ciclo de vida de los ácaros pasa por diferentes etapas: huevo, larva, ninfa y adulto. La duración de cada etapa puede variar según las condiciones ambientales, pero en promedio, su ciclo de vida completo puede ser de varias semanas a algunos meses.

Dónde viven los ácaros

Los ácaros se encuentran en gran cantidad en lugares donde hay mayor acumulación de polvo, como colchones, almohadas, edredones, alfombras y muebles tapizados. Estos microorganismos se alimentan de las escamas de piel humana que se desprenden del cuerpo y se depositan en estos objetos.

Problemas causados por los ácaros en la cama

Los ácaros son diminutos artrópodos que pueden causar una serie de problemas cuando se encuentran en nuestra cama. A continuación, veremos dos de los principales inconvenientes que pueden surgir debido a su presencia: las alergias y problemas respiratorios, así como los riesgos para la salud.

Alergias y problemas respiratorios

Los ácaros del polvo son una de las principales causas de alergias y problemas respiratorios en el hogar. Sus heces contienen una proteína que, cuando se inhala, puede desencadenar reacciones alérgicas en algunas personas. 

Los síntomas comunes incluyen estornudos, picazón en los ojos y nariz congestionada. Además, las personas con asma pueden experimentar ataques más frecuentes o empeoramiento de los síntomas debido a la exposición a los ácaros en la cama.

Un estudio científico ha demostrado que cuanto más estamos expuestos a estos ácaros, más probable es que desarrollemos alergias y asma.

Este estudio también encontró que en lugares donde la exposición a los ácaros del polvo es baja, la relación entre la exposición y los problemas de salud es muy fuerte. Sin embargo, en lugares donde la exposición es alta, no se observan grandes diferencias en la salud entre las personas expuestas y las no expuestas, simplemente porque casi todos están expuestos.

Los investigadores también descubrieron que hay un nivel de exposición a los ácaros del polvo que parece ser el máximo seguro. Este nivel es de 100 ácaros por gramo de polvo. Si la exposición es menor a este nivel, las personas suelen mostrar una mejora en sus síntomas alérgicos y asmáticos.

En resumen, los ácaros del polvo son un problema de salud importante, comparable al tabaquismo y los accidentes de tráfico. Por lo tanto, es importante tomar medidas para reducir nuestra exposición a ellos, especialmente si ya tenemos alergias o asma.

peligros acaros en la cama

Riesgos para la salud

La presencia de ácaros en la cama también puede presentar riesgos para la salud. Si bien los ácaros en sí mismos no muerden ni transmiten enfermedades directamente, su presencia puede agravar problemas respiratorios existentes

Además, la acumulación de ácaros y sus desechos en el colchón puede crear un ambiente propicio para otros alérgenos y microorganismos, como hongos y bacterias, que podrían afectar negativamente la salud de las personas que duermen en esa cama.

¿Cómo prevenir la presencia de ácaros en la cama?

Mantener una buena higiene en la habitación

Una de las formas más efectivas de prevenir la presencia de ácaros en la cama es mantener una buena higiene en la habitación. Esto implica realizar una limpieza regular de la habitación, prestando especial atención a áreas como el suelo, los muebles y las cortinas. Aspirar el suelo regularmente puede eliminar los ácaros y sus residuos, reduciendo su presencia en el ambiente.

Cambiar y lavar la ropa de cama regularmente

Para evitar la acumulación de ácaros en la cama, es importante cambiar y lavar la ropa de cama con regularidad. Esto incluye las sábanas, fundas de almohada y edredones. Se recomienda lavar la ropa de cama semanalmente en agua caliente, al menos a 60 grados centígrados, ya que esto ayuda a eliminar los ácaros y sus alérgenos. Además, es importante asegurarse de que la ropa de cama esté completamente seca antes de utilizarla nuevamente.

Airear la cama cada mañana

Otro consejo para prevenir la presencia de ácaros en la cama es airearla cada mañana. Esto implica retirar las sábanas y edredones, y permitir que el colchón y las almohadas se ventilen durante al menos 15 minutos. La exposición al aire fresco y la luz solar indirecta pueden ayudar a reducir la proliferación de ácaros, ya que prefieren ambientes oscuros y húmedos.

ventilar la cama para eliminar los acaros

¿Cómo eliminar los ácaros de la cama?

Si quieres saber cómo eliminar los ácaros del colchón y asegurarte de tener un lugar limpio y libre de estos molestos intrusos, aquí te presentamos algunos métodos efectivos:

Aspirar el colchón

Para comenzar, uno de los primeros pasos que debes tomar es aspirar tu colchón regularmente. Utiliza una aspiradora con un accesorio adecuado para llegar a todas las superficies del colchón, incluyendo los bordes y las costuras. Esto ayudará a eliminar los ácaros, sus excrementos y cualquier partícula que pueda tener acumulada.

Exponer el colchón al sol

Otra medida efectiva es exponer tu colchón al sol. Los ácaros no sobreviven a altas temperaturas, por lo que dejarlo al sol durante algunas horas puede ayudar a matarlos. Si es posible, coloca el colchón en un lugar donde los rayos del sol incidan directamente sobre él. Recuerda hacerlo en un día soleado y darle vuelta al colchón para asegurarte de que todos los lados se expongan adecuadamente.

Utilizar protectores antiácaros

Otra forma de prevenir la presencia de ácaros en tu colchón es utilizar protectores antiácaros. Estas fundas especiales están diseñadas para ser impermeables a los ácaros y sus alérgenos, creando una barrera entre tu cuerpo y el colchón. Además, son fáciles de lavar y mantener limpias. Asegúrate de elegir un protector que sea de calidad y que se ajuste adecuadamente a tu colchón.

Estas son algunas de las medidas que puedes tomar para eliminar los ácaros de tu colchón. Recuerda que la higiene regular y el cuidado adecuado son fundamentales para mantener un hogar libre de estos visitantes indeseados.

Otros métodos para eliminar ácaros en la cama

Utilizar productos antiácaros

Los productos antiácaros son una opción efectiva para combatir la presencia de estos pequeños intrusos en la cama. Existen diferentes tipos de productos que puedes utilizar:

  • Fundas antiácaros para colchones y almohadas: Estas fundas son especialmente diseñadas para crear una barrera física entre los ácaros y nosotros. Impiden el acceso de los ácaros a través del tejido y son fáciles de lavar y mantener.
  • Sprays antiácaros: Los sprays antiácaros contienen ingredientes que ayudan a eliminar y prevenir la presencia de ácaros en la cama. Pulveriza el colchón, almohadas y ropa de cama periódicamente para obtener mejores resultados.
  • Polvos antiácaros: Los polvos antiácaros actúan de forma similar a los sprays, pero en forma de polvo. Espárcelos sobre el colchón y otros textiles de la cama, déjalos actuar y luego aspira para eliminar los ácaros y sus restos.

Ventilar la habitación regularmente

La ventilación adecuada de la habitación ayuda a controlar la humedad y reducir la presencia de ácaros en la cama. Asegúrate de abrir las ventanas todos los días durante al menos 10 minutos para permitir la entrada de aire fresco. Además, utiliza ventiladores o sistemas de ventilación para promover la circulación del aire.

Si es posible, evita tener cortinas pesadas o muebles que obstruyan el paso del aire. Mantener una buena ventilación contribuirá a mantener tu cama libre de ácaros y a mejorar la calidad del aire en tu dormitorio.

Los ácaros prefieren la humedad, por lo que una buena circulación de aire ayudará a reducirla y, en consecuencia, a formar un hábitat más hostil para estos arácnidos.

Eliminar los ácaros de las almohadas y otros textiles

Las almohadas y otros textiles en la cama son un lugar propicio para la proliferación de ácaros. Es importante tomar medidas para eliminar estos intrusos y mantener una buena higiene en el descanso. Aquí te ofrecemos algunos consejos:

lavar la ropa de cama para eliminar acaros

Lavar las almohadas regularmente

La limpieza regular de las almohadas es fundamental para eliminar los ácaros y otros alérgenos que pueden acumularse en ellas. Asegúrate de seguir estas pautas:

  • Utiliza fundas protectoras lavables en las almohadas y cambia las fundas regularmente.
  • Lava las almohadas en la lavadora a 60 grados o más.
  • Preferentemente utiliza agua caliente para eliminar los ácaros y otros microorganismos. Si no es posible, elige una temperatura adecuada para el tipo de almohada.
  • Asegúrate de secar completamente las almohadas antes de volver a utilizarlas.

Utilizar fundas antiácaros para almohadas

Además de lavar regularmente las almohadas, también puedes utilizar fundas específicas diseñadas para protegerlas de los ácaros. Estas fundas cuentan con una barrera que impide su paso, creando un entorno menos propicio para su proliferación. Asegúrate de seguir estas recomendaciones:

  • Elige fundas con tejidos ajustables que cubran completamente la almohada.
  • Comprueba que las fundas sean antiácaros e hipoalergénicas.
  • Lava las fundas regularmente según las indicaciones del fabricante.
  • Siempre utiliza fundas nuevas cuando cambies las almohadas.

Eliminar los ácaros de las almohadas y otros textiles en la cama es esencial para mantener un ambiente limpio y saludable. Sigue estos consejos y asegúrate de mantener una buena higiene en el descanso para prevenir problemas respiratorios y alergias causados por los ácaros.

Higiene y cuidado personal para evitar los ácaros

A continuación, te mostramos algunas pautas de higiene y cuidado personal que te ayudarán a evitar la presencia de ácaros en tu entorno:

Lavado de manos y limpieza facial

Es fundamental lavarse las manos con frecuencia para eliminar cualquier rastro de ácaros que puedan acumularse en la piel. Utiliza agua tibia y jabón antivirus o antibacteriano para un lavado adecuado. Además, es recomendable limpiar el rostro diariamente con productos específicos que ayuden a mantener la piel libre de impurezas y ácaros.

Medidas adicionales para mantener la casa libre de ácaros

Limpieza regular del hogar

La limpieza regular del hogar es fundamental para evitar la acumulación de ácaros. Limpia con frecuencia las superficies, muebles, cortinas y cualquier objeto que pueda acumular polvo. Utiliza un paño húmedo o un trapo antiestático para evitar dispersar el polvo y los ácaros por el aire. No te olvides de limpiar las zonas de difícil acceso, como debajo de los muebles y detrás de los electrodomésticos. Barrer, aspirar o usar un robot aspirador son buenas opciones para eliminar el polvo de forma efectiva.

Control de la humedad

Los ácaros prosperan en ambientes húmedos, por lo que mantener un nivel de humedad adecuado es esencial. Utiliza deshumidificadores para controlar la humedad en áreas donde los ácaros pueden proliferar, como el cuarto de baño y la cocina. 

Asegúrate de reparar cualquier filtración de agua o humedad en las paredes. Ventila las habitaciones abriendo las ventanas regularmente para permitir la circulación del aire fresco y reducir la humedad acumulada.

Uso de productos antiácaros en la limpieza

Existen productos antiácaros específicos que pueden ayudar a mantener la casa libre de estos intrusos. Utiliza limpiadores y productos de limpieza con propiedades antiácaros al limpiar tus superficies y suelos. Estos productos ayudan a eliminar los ácaros y reducir su población. Además, considera el uso de fundas y protectores antiácaros en colchones, almohadas y sofás para evitar su acumulación.

Artículos relacionados