Picaduras de ácaros: Causas, síntomas y tratamiento

Las picaduras de ácaros pueden causar molestias en la piel, como irritación, enrojecimiento e inflamación. Los síntomas comunes incluyen ampollas o ronchas. Es importante tomar medidas inmediatas después de la picadura, como lavar la zona con agua tibia y jabón suave, y evitar rascarse. Además, existen tratamientos para aliviar el malestar y prevenir complicaciones. También es fundamental tomar medidas preventivas para evitar infestaciones de ácaros en el hogar y proteger a niños y mascotas.

Ahora que conoces algo más acerca de las picaduras de ácaros, sigue leyendo para descubrir los siguientes pasos para abordar eficazmente esta problemática. En este artículo te proporcionaremos información sobre la alergia a los ácaros, los síntomas de las picaduras, su tratamiento y las medidas preventivas recomendadas.

Síntomas de las picaduras de ácaros

Las picaduras de ácaros pueden causar una serie de síntomas molestos en la piel. A continuación, te describimos las características de las picaduras de ácaros, cómo identificarlas y las posibles reacciones alérgicas que pueden desencadenar:

Características de las picaduras de ácaros

Las picaduras de ácaros suelen presentarse como pequeñas lesiones rojas en la piel, acompañadas de irritación y picazón intensa. Estas mordeduras suelen agruparse en áreas específicas y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo expuesta. Además, es común observar enrojecimiento y tumefacción en la zona afectada.

picaduras de acaros en el pie

Identificación de las picaduras de ácaros

Para identificar las picaduras de ácaros, es importante tener en cuenta su aspecto y localización en la piel. Las mordeduras suelen ser punzantes y pueden dejar marcas visibles, que se asemejan a pequeñas ampollas o ronchas. Es común que estas lesiones se acompañen de picor intenso y enrojecimiento.

Alergia a los Ácaros

La alergia a los ácaros es una reacción que puede provocar diversos síntomas en las personas sensibles a estas partículas microscópicas. Los ácaros del polvo y los ácaros de la humedad domésticos son una de las principales fuentes de alergias en interiores, especialmente en zonas con alta humedad. 

Conocer los síntomas de la alergia a los ácaros y obtener un diagnóstico adecuado es fundamental para controlar y tratar esta condición.

Reacciones alérgicas causadas por las picaduras de ácaros

En algunas personas, las picaduras de ácaros pueden desencadenar reacciones alérgicas más graves. Estas reacciones pueden manifestarse con síntomas como hinchazón excesiva en la zona afectada, desarrollo de ampollas más grandes, aparición de urticaria en áreas cercanas a la picadura e incluso dificultad para respirar. En casos extremos, las reacciones alérgicas pueden ser potencialmente peligrosas y requerir atención médica inmediata.

Ante la presencia de picaduras de ácaros y la aparición de síntomas molestos como irritación, picor intenso y enrojecimiento, es recomendable buscar tratamientos adecuados para aliviar el malestar. Es importante recordar que la prevención de infestaciones de ácaros y la protección contra las picaduras es fundamental para evitar estas molestias en la piel.

Síntomas de la alergia a los ácaros

Los síntomas de la alergia a los ácaros pueden variar de una persona a otra, pero generalmente incluyen:

  • Irritación en los ojos, como enrojecimiento, picazón y lagrimeo.
  • Estornudos frecuentes y congestión nasal.
  • Tos persistente y dificultad para respirar.
  • Picazón en la piel y erupciones cutáneas.

Estos síntomas suelen empeorar en ambientes donde hay una mayor concentración de ácaros, como en las habitaciones con alfombras, cortinas o ropa de cama sin lavar regularmente.

Es muy importante saber cómo eliminar los ácaros del colchón para prevenir y mejorar las alergias que provocan.

Diagnóstico de la alergia a los ácaros

Para determinar si una persona padece alergia a los ácaros, es necesario ir al médico y realizar pruebas de diagnóstico específicas. Entre las pruebas más comunes se encuentran:

  • Prueba cutánea: se aplica un extracto de ácaros en la piel y se observa la reacción alérgica.
  • Análisis de sangre: se realiza para detectar la presencia de anticuerpos específicos de la alergia a ácaros.

Con un diagnóstico preciso, se pueden tomar medidas para reducir la exposición a los ácaros y tratar los síntomas de la alergia de manera más efectiva.

Tratamiento de las picaduras de ácaros

Cuidados inmediatos después de una picadura de ácaro

Tras sufrir picaduras de ácaros, es fundamental tomar medidas inmediatas para aliviar el malestar. Lava la zona afectada con agua tibia y jabón suave para eliminar posibles restos de ácaros y aplicar frío local, como una compresa fría, para reducir la inflamación y aliviar el picor. A continuación te dejamos algunos tratamientos adicionales que puedes llevar a cabo:

  • Lava la zona afectada con agua tibia y jabón suave para limpiar la piel y reducir la posibilidad de infecciones.
  • Aplica una compresa fría sobre la picadura para aliviar la inflamación y reducir la sensación de picor.
  • Evita rascarte la zona afectada, ya que el rascado puede empeorar las lesiones y favorecer la propagación de posibles infecciones.
tratamiento picaduras de acaros

Tratamiento de las lesiones causadas por picaduras de ácaros

Las picaduras de ácaros pueden causar irritación en la piel, enrojecimiento e inflamación. Para tratar adecuadamente las lesiones, te recomendamos seguir las siguientes indicaciones:

  • Aplica cremas o lociones antiinflamatorias en la zona afectada para reducir la inflamación y aliviar el malestar.
  • Si las picaduras se presentan en forma de ampollas o ronchas, evita romperlas y mantenlas limpias para prevenir infecciones.
  • Si las lesiones no mejoran o se desarrollan signos de infección, es importante buscar atención médica para recibir el tratamiento adecuado.
como curar las picaduras de acaros

Uso de antihistamínicos orales en el tratamiento de las picaduras de ácaros

En algunos casos el médico recomendará tomar antihistamínicos orales para aliviar los síntomas de la reacción alérgica, aunque la evidencia de su efectividad es limitada. En este artículo científico (En inglés), la toma de antihistamínicos, junto con la desinfección de la piel, resolvió los síntomas de las picaduras de ácaros aviares en 2 de 3 casos. En el tercer caso también fue necesario el uso de corticoides.

En algunos casos, las picaduras de ácaros pueden causar reacciones alérgicas, como comezón intensa, hinchazón excesiva o dificultad para respirar. Para aliviar estos síntomas, es posible que el médico recomiende el uso de antihistamínicos orales. 

Estos medicamentos ayudan a disminuir la respuesta alérgica del cuerpo y alivian los síntomas asociados a las picaduras de ácaros. Recuerda que, aunque existen cuidados y tratamientos disponibles, es fundamental prevenir las picaduras de ácaros tomando medidas adecuadas de higiene y control de plagas en el hogar.

Prevención de las picaduras de ácaros

Medidas para evitar infestaciones de ácaros en el hogar

Para controlar y eliminar los ácaros de tu hogar, puedes utilizar productos específicos como insecticidas o aerosoles acaricidas. Sin embargo, es fundamental seguir las instrucciones de uso y tomar precauciones para proteger tu salud y la de tu familia.

También es fundamental seguir algunas medidas preventivas. Estas acciones nos ayudarán a reducir las posibilidades de sufrir picaduras y mantener un ambiente más saludable:

  • Mantener una higiene adecuada en todas las áreas de la casa. Limpiar regularmente y aspirar los suelos, alfombras, muebles tapizados y cortinas para eliminar el polvo y los ácaros que se acumulan.
  • Lavar la ropa de cama, como sábanas, fundas de almohada y edredones, con regularidad en agua caliente, al menos a 60ºC para eliminar los ácaros y sus residuos.
  • Utilizar fundas protectoras hipoalergénicas para los colchones y almohadas, evitando que los ácaros encuentren un lugar propicio para reproducirse.
  • Controlar la humedad en el hogar, manteniendo niveles bajos para evitar la proliferación de ácaros. Se recomienda utilizar deshumidificadores si es necesario.
  • Eliminar el polvo de forma regular en todas las superficies, incluyendo estanterías, repisas y muebles.
  • Evitar el uso de almohadas, peluches y otros objetos que puedan acumular polvo y ácaros en las habitaciones.
  • Ventilar las habitaciones regularmente, abriendo las ventanas para permitir la circulación de aire fresco y reducir la presencia de ácaros.

Cómo proteger de las picaduras de ácaros a niños y mascotas

Si tienes niños o mascotas en casa, es esencial seguir medidas adicionales para evitar las picaduras de ácaros. Asegúrate de lavar los peluches de tus pequeños con regularidad y mantener a tus mascotas libres de pulgas o garrapatas, ya que también pueden ser portadoras de ácaros.

El estudio titulado «¿Puede aliviarse la dermatitis atópica desencadenada por ácaros del polvo doméstico utilizando acaricidas?» destaca la importancia de reducir la exposición a los alérgenos de los ácaros del polvo doméstico, que son los desencadenantes más importantes para la dermatitis atópica. 

Este estudio puede ser especialmente relevante si tienes niños o mascotas en casa, ya que sugiere que el uso de productos químicos con actividad acaricida en muebles tapizados, alfombras y ropa de cama puede disminuir la concentración de alérgenos de ácaros en el polvo.

Sin embargo, las mejoras en los síntomas clínicos no siempre son evidentes, y es más probable que ocurran si se ha tratado la ropa de cama en lugar de las alfombras y los muebles tapizados. Por lo tanto, las futuras estrategias de control deberían estar dirigidas a tratar la ropa de cama, aunque sin olvidar el resto de posibles nidos de ácaros.

Los niños y las mascotas son especialmente susceptibles a las picaduras de ácaros. Para protegerlos, debemos tomar algunas precauciones adicionales:

  • Mantener a los niños y las mascotas en áreas limpias y libres de polvo. Evitar que jueguen en lugares donde haya acumulación de polvo o ácaros.
  • Realizar revisiones frecuentes en las áreas donde suelen estar los niños y las mascotas, como sus camas y áreas de juego, para garantizar que estén libres de ácaros.
  • Lavar los juguetes de los niños y las camas de las mascotas con regularidad.
  • Utilizar productos repelentes específicos para proteger a las mascotas de las picaduras de ácaros y otros insectos.
  • Limitar el acceso de las mascotas a ciertas áreas de la casa donde haya mayor presencia de ácaros, como habitaciones con alfombras o tapices.

Siguiendo estas medidas de prevención, podremos reducir significativamente la probabilidad de infestación por ácaros y prevenir las molestas picaduras que causan incomodidad y problemas de salud.

Fuentes

  • Cheikhrouhou, S., Trabelsi, S., Aloui, D., Bouchekoua, M., & Khaled, S. (2020). Avian mite bites acquired from pigeons: Report of three cases and review of the literature. La Tunisie medicale, 98(3), 241–245.
  • Cameron M. M. (1997). Can house dust mite-triggered atopic dermatitis be alleviated using acaricides?. The British journal of dermatology, 137(1), 1–8.

Artículos relacionados